Descubriendo Lasala

Hay tiendas y otros lugares que no son recomendables en estos días en los que la cuenta corriente merma más con la factura de la electricidad de lo que crece con los ingresos mensuales… Se me ocurren un ciento, y por si fueran pocos, la semana pasada añadí uno más a la lista: Lasala promete ser uno de esos sitios de los que te llevarías siempre algo.

Son vecinos de El Armadillo de Ilustrado, que compite con Antígona y La Pantera Rossa por ser mi librería favorita de la ciudad y que también es otro antro de perdición bibliófila. Abrió, creo, algo más tarde, uniéndose así al grupo de negocios creativos que pueblan desde este otoño la calle de Las Armas. Luthiers, fotógrafos, diseñadoras, restauradores de muebles han alquilado estos locales facilitados por el ayuntamiento y están haciendo del paseo por San Pablo una rutina más en nuestros paseos.

Lo que nos llevó hasta Lasala la semana pasada no fue nuestro deseo (constante) de arruinarnos (más) pero tener una casa llena de hermosos libros (aunque como he leído por ahí hoy, el papel también se come)… sino la exposición de V Workshop, Flora y Fauna. Les robo una imagen de su página web para enseñárosla a vosotras.

La exposición se basa en el trabajo de V Workshop, un colectivo de artistas y diseñadores que trabajan sobre todo obra gráfica (serigrafías, dibujo) pero también esculturas, diseños sobre soportes como viejos skateboards, objetos encontrados o matrioskas de madera, además de camisetas, fanzines… que tienen en común los motivos o las tipografías realizadas a partir de filigranas. Se puede ver hasta el 15 de marzo. Sigue leyendo →

Septiembre

Septiembre mola. Porque por mucho que el telediario se empeñe en negarlo, el común de los mortales trabajamos a turnos, tenemos vacaciones en invierno o primavera, hacemos sustituciones veraniegas o estudiamos para los exámenes. En esos casos, septiembre es el mes de estrenar zapatos, de la llegada de nuevos libros a las librerías, del comienzo de la temporada de exposiciones, de volver a tener a los amigos en la ciudad.

Me gusta Zaragoza en septiembre. Caen tormentas inesperadas, refresca por la noche, y se celebran un buen número de saraos por los que merece la pena dejarse caer antes de que

Sigue leyendo → Septiembre