El recuerdo entre las manos

Si hay algo que me gusta de la fotografía es su valor como prueba, rastro o vestigio. La imagen es una huella del mundo y nos pone, a pesar de la distancia, en contacto material con lo representado.

En ‘Cosas que perduran’ Vicky Méndiz hace un juego doble a partir de esta capacidad de la fotografía: su cámara es la intermediaria entre nuestro ojo y los objetos que, como tesoros, guardan los vecinos de la zona de Magallón que perdieron a sus familiares, asesinados entre el 1936 y 1937 y enterrados en una fosa común.

Cuando alguien pierde de

Sigue leyendo → El recuerdo entre las manos