Lo que leen los demás

Como son días de penitencia y confesión, yo confieso: he dejado de leer.

En realidad, leo más que nunca. Me paso el día leyendo. Leo libros de cocina, leo páginas webs, leo un millon de tuits y venticinco post de blogs al día. Leo pies de foto, leo diarios gratuitos y leo el periódico en el bar, cuando el día se presenta generoso y cae algún cortado con hielo solitario y disfrutón. Algunos días, hasta me leo lo que escribo. Leo todo el rato.

Esta idea es el ‘leit motiv’ de la campaña de Fomento de la Lectura de

Sigue leyendo → Lo que leen los demás