All posts tagged: Fotografía

Puente de Piedra

Palabras fuera del marco

Una vez controlamos una técnica, el resultado expresa mas de cómo somos que algunas de nuestras acciones y palabras. Y si hubiera que definir a Ishmael, podríamos hacerlo con una de sus fotos: sencilla, contenida, silenciosa: el significado completo de estas instantáneas casi abstractas hay que buscarlo fuera del marco. Eso es lo que ha hecho en la exposición que presentó la semana pasada en la Biblioteca Cubit: ‘Pensamientos con luz’, en las que la imagen son sólo la puerta de entrada en el espacio físico de la galería a un mensaje multimedia diseminado por la red: códigos QR nos llevan a las palabras grabadas y las canciones seleccionadas por Santi Ric; una web nos geolocaliza las imágenes tomadas por todo el mapa de Zaragoza, para que podamos recorrer las coordenadas de las fotografías, y la exposición se completa con los mensajes que los visitantes/participantes pueden dejar ‘tendidos’ junto a las imagenes.   Esta muestra es una iniciativa de p15, una empresa que está dándo sus primeros pasos en la producción de audio-guías que conecten, …

Family album

Visiona: cultura a través de la imagen

La cultura de la imagen en Huesca siempre ha tenido un gran respaldo y numeras instituciones y programas culturales que la sustentan: desde la Fototeca a la Escuela de Artes y su Grado Superior de fotografía artística, la provincia conserva y fomenta su patrimonio fotográfico. A estas iniciativas en 2012 se ha unido Visiona, el programa de la imagen en Huesca que dirige Pedro Vicente, director del Máster universitario en Fotografía y Diseño de la Escuela Superior de Diseño de ELISAVA, que durante dos años ha trabajado creando las líneas de este programa y eligiendo como tema vertebrador el álbum de familia. “Tiene un marcado carácter educativo y se relaciona con la educación a todos los niveles, desde las escuelas primarias a las escuelas superiores y la investigación académica; también tiene un componente participativo por parte de la ciudadanía. La materia prima de Visiona es la creación cultural y la imagen es la excusa, por ser algo que resulta muy cercano”, explica Vicente. Precisamente por esa búsqueda de la cercanía, eligieron el tema del álbum …

castro_prieto-1024x783

Laberinto de miradas

Miradas que cruzan fronteras, países que se miran entre sí, identidades difusas, conflictos y encuentros. Los retratan los fotógrafos y colectivos, una treintena, presentes en ‘Laberinto de Miradas’, una exposición que después de recorrer varias ciudades latinoamericanas, llegó a Zaragoza a finales de julio para alegrarnos la vista y el verano. La exposición empieza con una pregunta implícita: ¿quiénes somos, los iberoamericanos?. La historia de los niños en los extraradios ricos de Panamá, mujeres migrantes estrenando casas despojadas de identidad en Madrid, en una ficción construida por Marta Soul, las familias españolas vistas por Juan Manuel Castro Prieto o las fiestas de los quince años de los mexicanos en EE. UU. sirven también para hablar de cierto gusto de los fotógrafos contemporáneos por lo kitch y lo fuera de la norma, como queriendo decir “todos somos raros”.

Fin de curso en la Belle Époque

Zaragoza ha vuelto en este fin de curso a la Belle Époque. Tres exposiciones sobre burgueses, historias exóticas, modelos parisinas, balnearios y otras curiosidades del principio de siglo nos devuelven desde las paredes del Centro de Historias y del Paraninfo de la Universidad a la época de pujanza económica y el art noveau. Ese es el mundo de Xavier Gosé, ilustrador que vivió en París desde 1900 hasta los inicios de la primera guerra mundial, ilustrando en prestigiosas revistas un mundo de ciudades hermosas sobrevoladas por avionetas y damas vestidas de blanco jugando al golf, diseñando estilizados figurines y expresivos retratos de mujeres esbeltas y misteriosas tras velos y tocados de plumas. Una exposición basada en los fondos conservados en el Museo de Arte Jaume Morera de Lérida y que se puede ver hasta el 17 de junio en el Paraninfo de la Universiad de Zaragoza.  

Tumblr logo

Tumblr, el museo y la caja de galletas

Lo tengo guardado en el cajón desde hace meses, y ayer por la tarde, mientras imprimía este artículo sobre la identidad digital y la ‘Encarnación del yo en las redes sociales’ que voy a leer hoy, me he acordado del trabajo al que dediqué buena parte de las noches de este invierno. Se llamaba ‘Pro-am curators’ (y una parrafada larga y pretenciosa de subtítulo), parecía una locura y resultó tener bastante sentido. Es raro la semana que no encuentro un artículo con el que podría ampliar su bibliografía y cada vez que lo hago pienso que di con un tema, si no interesante, al menos candente. El campo de un curso que lleva por título Cambios en Cultura y Sociedad no podía ser más abierto, pero yo llevaba tiempo dándole vueltas a los cambios que ha acarreado el paso del uso masivo de la fotografía en soporte químico a la ‘democratización’ de la fotografía digital gracias al abaratamiento de las cámaras y su incorporación a dispositivos de uso cotidiano, como los teléfonos móviles. Implicaciones que …

Después de la fotografía

[La sala esta llena y muchos de los asistentes llevan sus reflex al hombro, como quien lleva un mono de trabajo. Pero yo me fijo en ella. Porque está a mi lado, claro. Lleva una pequeña compacta, algo vieja, y le pregunta a su marido como usarla. Espera a que los ponentes empiecen a hablar para disparar la cámara. Salta el flash y la imagen, intuyo, será un desastre. Pero ella guarda la camara, imagino, satisfecha. Esa foto no es para nadie más, es solo un marco para un instante] Con Joan Fontcuberta, el instante se dilata un par de horas. Viene dispuesto a hacer que nos olvidemos de que es un brillante embustero y comienza a hablar. Tiene una mirada cálida y simpática y un tono de voz acostumbrado a las conferencias, de modo que la voz no le tiembla al hablarnos de fósiles de sirenas, de paleontólogos misteriosamente parecidos a él y enseñarnos fotos imposibles de realizar en el siglo XIX, que forman parte de su proyecto sobre los Hydropitecus alpinos. Pero lo …

Ojos para todo

Pensaba huir de la ciudad, de las aglomeraciones procesionarias y las calles de mi barrio desiertas y sonó el teléfono. Cuatro días haciendo crónicas de la Semana Santa. Mejor llevar cámara de fotos. Ok. Las procesiones de Semana Santa siempre me producen sentimienos encontrados. Por un lado, las tardes de infancia en un balcón del Coso, con mi abuela, viendo el Santo Entierro pasar por debajo. Estómagos encogidos por el temblar de los tambores. Por otro, la sensación de ciudad invadida, de tradición que no lo es y no me pertenece.   Pero en periodismo, como dice Enrique Meneses en esta entrevista, tiene una fórmula sencilla: “Ir, ver, anotar, grabar, volver y contarlo. Punto”. Los sentimientos se quedan en casa y tu sales de tu casa con la cámara, el cuaderno y un par de bolis (porque siempre hay uno que falla). Herramientas sencillas y ojos para todo. Lo mejor de esos cuatro días ha sido esa sensación de ser solo ojos. Y además, llevar mis ojos a más gente. La fotografía nunca ha sido …

Paisaje con perro

Hay algo que ha quedado casi olvidado en las bambalinas de la fotografía y que los que tuvimos la idea de tomarnos la fotografía más o menos en serio al filo del cambio de paradigma valoramos más, supongo, que quienes lleguen a la foto ahora. O a lo mejor es solo una filia personal extraña… Hablo de esa mágia que ocurre en los cuartos de luces rojas, bajo el haz de la ampliadora. Yo recuerdo como momentos muy felices aquellos ratos pasados en los laboratorios de la escuela Keltia, estropeando papeles Ilford con líquidos contaminados, descubriendo las claves de la nitidez, y que el gris puede ser rosa, amarillo o azul. Y salir, con la foto todavía húmeda, al sol a ver el resultado de ese proceso largo, delicado, artesanal. Hoy la artesanía en la imagen parece pasar irremediablemente por la interfaz del Photoshop o el Ilustrator y aunque las fotos se sigan tratando ‘como un cuadro’, con sus colores, sus pinceles y sus luces y sombras digitales, la foto se aleja cada vez más …

Cuestión de segundos

La fotografía es cuestión de segundos. Lo decía Cartier-Bresson: se trata de elegir el ‘instante decisivo’. Un minuto antes, la foto no está allí, uno después y ya ha desaparecido. Por eso dicen que la foto es una forma de desafiar a la muerte y convertir cosas efímeras en eternas. Dicen los comisarios de la exposición de Catalá-Roca que ahora se puede ver en La Lonja de Zaragoza que el catalán se adelantó a la definición del francés. Recorriendo España gracias a encargos publicitarios y turísticos -como hiceron otros grandes fotógrafos como Robert Frank, del que acaban de descubrirse unas preciosas imágenes de Nueva York- el “más importante fotógrafo de su tiempo” según explica López-Mondejar en su ‘Historia de la fotografía en España’ fue “un puente decisivo entre la vanguardia de anteguerra y la nueva vanguardia documental de los años cuarenta y cincuenta”. Retrató ricos y pobres, ciudades y pueblos, con la correcta distancia del observador que ni se implica ni juzga, que no interviene más que con su mirada. La exposición nos presenta 147 …