All posts tagged: conciertos

Taller de Serigrafía Münster Studio

Münster studio: tinta y ruido

La verdad es que no sé bien cual fue la primera vez que Münster Studio atrapó mi atención. Igual fue con aquel aniversario de la sala Arrebato que empapeló la ciudad en 2009, o cuando los tablones de anuncios de mi barrio se convirtieron en una ventana a un paisaje postapocalíptico sembrado e tornillos, atrayéndonos de forma inconsciente hacia un concierto de punk. El caso es que, proponiéndoselo o no, Daniel Hernando y su estudio llevan años poniéndole cara a numerosos conciertos de bandas indie, folk, metal, punk y hardcore que tocan en pequeñas salas de la ciudad como Desafinado, Arrebato o La Bóveda del Albergue y que convierten los viernes de nuestra vida algo mucho mejor. Un trabajo de imagen y difusión que también hace para bandas como Criatura, Picore o Interlude de Zaragoza, los valencianos de La Habitación Roja o Litoral en Madrid.   Para Dani, que nos enseña el estudio del que salen todas estas creaciones, el diseño y serigrafiado de posters es uno de los trabajos más gratificantes e identificativos de …

No estaba muerta…

… y es que no todo va a ser estudiar y juntar letras para ganarse el pan. A veces, se nos ocurren ideas terribles como la de irnos de festival. La tentación era evidente: abonos a 26€, casas de amigos en Madrid, y una larga lista de grupos a los que teníamos muchas ganas de ver: el Día de la Música ha sido nuestra excusa para pasar dos días de parranda en el Matadero. Hubo mucho sol, o poca sombra, colas para todo, cerveza carísima y esa parte inhumana que tienen, paradójicamente, las concentraciones humanas. Pero sobre todo, hubo mucha música, que compensaba todos los pesares.   Porque aunque los festivales no son algo que me enamore -y lo he intentado con varios, pero las multitudes me sobrepasan- lo cierto es que pocas veces tienes la oportunidad de, en un solo fin de semana, ver una decena de conciertos, descubrir grupos… El problema -mi problema- viene cuando el evento es tan masivo que llega a hacerse imposible disfrutar del concierto: llegamos tarde a The Pains …

Ciudades menos grises

Ayer estuvimos en el seminario de ciudades creativas y mientras escribía a medias un reportaje y a medias el post de resumen del seminario, ha llegado al correo un mensaje que no por traer noticias ya conocidas alegra menos: Arrebato levanta la persiana después de casi dos años sin actividad en su local de la calle Palafox, en la Madalena, y lo hace con un fin de semana intenso. Es la ‘vuelta a casa’ de varias productoras de conciertos que, a pesar del cierre del local “por razones administrativas”, es decir, por exigencias del Ayuntamiento en torno a “un puñado de argumentos técnicos”, como explican en el mail la asamblea que gestiona el Centro Social, han seguido programando música de muy variados estilos, siempre no comerciales, en otras salas de la ciudad. Este viernes Arrebato volverá a abrir sus puertas para celebrar conciertos que comenzarán a las 19.00 o las 20.00 con exquisita puntualidad, para terminar a las 22.00 y respetar el descanso del vecindario del que se sienten parte y con el que, aseguran, …

un 2010 de conciertos

Empezamos el año tarde y mal, pero ya estamos en 2011. Quería empezarlo haciendo un repaso de los conciertos de 2010 como hice también el año pasado. Y contar cómo bailamos con Gang Gang Dance en Brooklyn o cómo conseguí quedarme dormida en un local de East Williamsburg con la música atronando; hacer una foto de lo guapos que nos pusimos para el concierto de Neil Hannon, cuántas chicas había en La Lata de Bombillas para ver a las Agent Ribbons, o que The New Raemon nos cantó ‘Elena-na’ bajito y muy cerca en el Café Hispano; ya os conté el estado de hipnosis por culpa de Massive Attack, que fuimos a un secret-show a Pamplona,  y que formamos parte del selecto público de los conciertos de Tripolar o de Producciones Con las Uñas. Nos desgañitamos con Nueva Vulcano en el Primavera Sound, y más tarde en la López. Y vimos cosas tan bonitas como a Balmorhea o Pillars and Tongues, o tan bizarras como a The Bitter Tears. Como otros años, fuimos al Muévete, a la Fiesta …

Un 2009 de conciertos

Todo el mundo hace balance del año que se va cuando llegan estas fechas. Esa actitud me parece inútil porque ya no hay opción de enmendar el resultado si te da negativo. Pero en mi balance del año solo voy a hablar de conciertos y no creo que haya motivo de enmienda ya que el último concierto del año, el del martes con los Kyoto versionando a Mark Kozelek, que estuvo rarito pero estupendo. Y voy a empezar con los Kyoto pues, a los que vimos en Le Pastis este verano. Me gustó el ambiente, al lado del río. La compañía, la coca-cola fresquita y “Todo rojo”. Podéis escuchar un trocito de ese concierto pinchando en este vídeo. COMO EN CASA No son el único grupo local que vimos este año, en realidad fueron muchos: otro año más estuvimos en la Demoscópica con Domador y sus trajes espaciales, y los granadinos Elastic Band, bastante divertidos. Las semifinales del Muévete en directo trajeron una buena selección de lo que se hace en la ciudad. Recuerdo sobre …

Mierda de ciudad

Hoy es un día gris, y no porque el cielo de Zaragoza se esté cubriendo por momentos, sino porque acabo de enterarme de que Urbanismo ha decidido cerrar la sala Arrebato. Probablemente no sea un cierre definitivo, por el bien de la ciudad, pero es una muestra más de que en aquí solo se permite lo que da dinero a las arcas municipales y lo que se puede controlar por vía administrativa o policial, sin importar el beneficio común que pueda suponer para la cultura. Para quién no la conozca, la sala Arrebato es la sede de una asociación vecinal dedicada a promover la música. Hace un mes, la sala celebró su 15 aniversario, y los periódicos de la ciudad dedicaron un par de páginas (solo he encontrado la de El Periódico) a contar su trayectoria. Yo empecé a ir gracias a algunos amigos y allí he descubierto grandes grupos. Es una suerte poder tener una sala así, con propuestas musicales variadas, casi siempre de calidad y alejadas de lo comercial, precios casi simbólicos para …