All posts filed under: Zaragoza

Ciudades a escala 1:1

Paso la mañana entre mapas, planes generales de ordenación urbana y fotografías de la ciudad que fue y la que será. Veo sobre el papel las transformaciones que puedo intuir en las historias de mis vecinos y en la mía propia, en nuestros andares cotidianos por estas calles. Salgo de la biblioteca y me tropiezo con una exposición de la que no había oído hablar: ‘La transformación de la Gran Vía de Zaragoza y otras grandes vías’. Bajo a los sótanos del Paraninfo y paseo entre fotografías de calles que guardan todas una semejanza compartida de edificios modernistas y racionalistas, cierta vocación de calle mayor del siglo XX, deshumanizada, a escala ampliada. Me gustan sus fachadas pero me enfado con sus delirios de grandeza y su hacer sombra a otras zonas urbanas mucho más activas. Trato de reconciliarme con mi Gran Vía y me monto en el tranvía por vez primera. Me enamoro de su atravesar las calles rápido y en silencio, me alegro de poder llegar de Paraíso al parque sin atascos, aunque el …

El museo escondido

Hay museos conocidos y reconocidos en la ciudad, como el Pablo Gargallo o el Camón Aznar, que no necesitan publicidad, pues les avalan miles de visitas anuales. Pero hay otros escondidos, casi ocultos, infravalorados o descuidados. Uno de esos lugares  es el Museo Paleontológico de Zaragoza, situado en el interior de la Facultad de Geología de la Universidad de Zaragoza, y que alberga “especímenes fósiles de plantas y animales vertebrados e invertebrados que ilustran la historia de la tierra desde el comienzo de la vida”. El museo -apenas una sala de 100 m2- es pequeñito y su contenido está claramente orientado a los escolares, que componen la mayoría de sus 5.000 visitas anuales. Descubrí su existencia gracias a dos reportajes que Soledad Campo publicó hace unos meses en Heraldo, primero anunciando que el museo iba a cerrar, y semanas más tarde, que se había llegado a una solución “in extremis” para mantenerlo abierto. Al parecer, no es la primera vez que el futuro de esta institución se pone en duda, ya que las noticias sobre …

Un día para la bilocación

Hoy es uno de esos días en los que la hoja de la agenda se queda pequeña y deseas con fuerzas tener la capacidad de la bilocación: dos cuerpos, dos cabezas, cuatro orejas y cuatro manos, diecisiete ojos. Pero solo tenemos un cuerpo (y algo maltrecho) así que habrá que elegir entre pasear por el nuevo, ilusionante y -parece- hermoso edificio que Pérez Latorre ha diseñado para el IAACC Pablo Serrano; escuchar a José Guirao Cabrera, el director de La Casa Encendida de Madrid, dentro de unas jornadas organizadas por Procura, y tomar buena nota de lo que nos cuente para aplicarlo en futuros proyectos*; cruzar el Ebro para asistir a un interesante debate organizado por El País en Zaragoza Activa sobre las revoluciones árabes, o acudir a la Aljafería, que siempre merece una visita de por sí, y escuchar a Pere Gimferrer, eminente poeta del que he oído hablar mil veces y apenas he leido algunos versos (la poesía, ese hablar solo para otros, no es el fuerte de este Solilokio), pero en cuya …

Maravillosos cromos

Los hay que coleccionan sellos y los hay que colecionan fotos de García-Alix o de Edward Weston. Siempre hubo clases, y siempre hubo trueques entre fotógrafos, maravillosos cromos que pasaban de unas manos a otras por amistad o por aprendizaje. De estos intercambios emocionales y prosaicos proviene ‘La colección’ de Rafael Navarro, un inventario nada enciclopédico pero muy valioso a través del cual se pueden recorrer las más variadas cartografías fotográficas. Una pequeña porción de esa colección, entre la que se ha seleccionado a autoras  con ojo de antropóloga, como Cristina García Rodero o Graciela Iturbide, a creadores de iconos como Korda, a artífices de escenarios mágicos como Vari Caramés (autor de ‘La piscina’),  Joan Foncuberta o Chema Madoz, es la que se ha seleccionado en esta ocasión para dar idea de lo que el fotógrafo zaragozano guarda en sus archivos. ‘La colección’ se muestra estos días en el Paraninfo, en paralelo con los últimos trabajos de Navarro, que suponen su incursión en la técnica del color. Retratos de una naturaleza a veces reducida al …

joyasdeunpatrimonio

Joyas en la agenda

Si el año pasado, cuando se me ocurrió la maravillosa -aunque breve- locura de estudiar Historia del Arte, hubiera podido ver lo que hemos visto esta mañana, probablemente me hubiera tomado con más pasión algunas asignaturas. Porque la exposición inaugurada esta semana en el Palacio de Sástago permite contemplar con detalle y descubrir cada trazo en la pintura y cada poro en la madera de las piezas expuestas: valiosos retablos, cuadros y otros objetos que hasta ahora han estado dentro de oscuras iglesias, subidas a altares desde donde es difícil apreciar la laboriosidad con la que fueron ejecutadas. En ‘Joyas de un patrimonio IV’, retablos, cruces de orfebrería y sagrarios brillan con luz propia, y no solo por sus primorosos dorados y sus brillantes colores, sino también por el trabajo que se ha llevado a cabo en los talleres de restauración de la Diputación Provincial de Zaragoza para devolverles el esplendor que tuvieron hace siglos. Si vais a verla, podeis jugar a encontrar a ángeles y demonios, a reconocer motivos en la cerámica o construcciones …

Desde el estómago

Dicen de Roger Guaus, o dice él, que dispara las fotografías desde el estómago, con las entrañas. Por eso a veces provocan lágrimas y a veces nauseas de cierta intensidad. Son recortes de un álbum familiar que se necesitan unas de otras para ser entendidas, para crear una historia: la de una vida rural impregnada de sentido mágico. El fotógrafo expone en estos días en ZPhoto algunas de las imágenes que componen su proyecto  ‘Arrelat‘, que ya nos explicó el pasado mes de septiembre en el festival de Zaragoza Photo. Querría haber rescatado las notas tomadas aquel día, pero es imposible encontrar aquel cuaderno. Puedo decir que fue una pausada e interesante charla sobre los motivos de el diario íntimo fotográfico, proyectos viscerales y personales donde es difícil diferenciar si se vive para hacer fotos o se fotografía para vivir.

Enamorados de Japón

Yo no sabría decir de donde viene mi fascinación por Japón, pero creo que la culpa de que saltara la primera chispa la tuvo un japonés, alto como nunca había visto ninguno, que apareció en nuestra vida hace muchos años por casualidad. Siempre había deseado aprender otras lenguas que no se parecieran en nada a las latinas, porque siempre he creído -y aprender inglés o italiano lo confirmaron- que es la lengua la que determina en cierto modo qué piensas y cómo lo piensas. Y la presencia de Nobu fue lo que inclinó la balanza al japonés. Así fue como me decidí a empezar a aprender esa lengua, y aunque el intento quedó en un pequeño fracaso -muchos euros invertidos en clases y libros y muchas horas dibujando hiragana, katakana y kanjis que ahora soy incapaz de recordar- aquel año de clases me sirvió para acercarme un poco a ese país que tan lejos parece estar, pero que nos tiene tan enamorados. No soy la única que siente fascinación por Japón, aunque los hay mucho …

cosas que no veré por estar coja (I)

Han sido portada de Heraldo, han ilustrado entrevistas en el Marca y reportajes de El Mundo. Probablemente, habeis visto muchas imágenes de la docena que forma parte de la exposición ‘Las imágenes del 10’, pero es una excusa como otra cualquiera para pasar a conocer el local de A Photo Agency y su nada humilde contenedor, la Azucarera del Rabal, sede de Zaragoza Activa y la biblioteca Cubit. Inauguran mañana por la tarde, y estarán expuestas hasta el 18 de marzo. Y si da pereza, pasaros por su blog para conocer sus trucos de iluminación y su personal visión sobre algunos temas (fotográficos). Y para entrar en esa librería caóticamente ordenada y genial que es Antigona no hacen falta muchas excusas, pero es que además durante estos días (hasta el 5 de febrero) se han colado entre los libros las ‘Extrañas conspiraciones’ de Álvaro Ortiz… igual las visteis ya en el Salón del Cómic, y si no esta es vuestra oportunidad de mirar de cerca a las criaturicas a las que este ilustrador ha dado …

cosas que no veré… (II): una de foto

Hace un par de semanas leí en El Periodico de Aragón la que seguramente es una de las últimas reseñas de Roberto Miranda, gran cronista al que recuerdo sobre todo por sus mis primeros días de trabajo, cuando en aquellos veranos solamente íbamos al Principal los becarios y él me dejaba sorprendida aquel señor que sabía más de teatro que los propios que daban las ruedas de prensa. Miranda se jubila, y esperamos que aprenda a usar wordpress o similares para que podamos seguir leyendo sus críticas y paseos por Zaragoza… Pero este post va de exposiciones de fotografía, y es que la reseña en cuestión era del Salón de Otoño y conseguía crear curiosidad por la exposición; se trata, como leí en otro sitio, de un concurso fotografico que lleva celebrándose 86 años ininterrumpidamente: tela. La exposición de las fotografías seleccionadas cierra la semana que viene y yo no la podré ver, así que ustedes que tienen dos pies sanos, si pasan por Montemuzo, asómense y cuéntenme que tal pinta tiene, que nunca he …

ser pequeño

En estos días una quisiera ser pequeña para recuperar la ilusión por las cosas que hoy, de mayor, son sobre todo quebraderos de cabeza. Para seguir pensando en la nochevieja de los mayores como la mejor fiesta del año, aunque tu te quedes fuera. Para pasar la noche de reyes sin dormir. Y para que alguien me llevara a ver exposiciones como la de Caleidoscopio, que recomiendo porque es maja de verdad. La foto pertenece a la noticia enlazada y es de Esther Casas