All posts filed under: En la ciudad

Vuelve la prensa ilustrada

¿Cómo lees el periódico? ¿Lo empiezas por delante, o por detrás? ¿Lees los títulos, te detienes en los artículos, o solo miras las fotografías? He trabajado bastante tiempo en un periódico, y he hecho lo posible en fijarme en cómo la gente lee la prensa. Y algo hemos hecho mal, porque lo que más salta a la vista -en las estadísticas y en los autobuses urbanos- es que da igual que lo empiecen por delante, por detrás o por los deportes: la gente cada vez lee menos periódicos. Es la crisis, es internet. Per hay algo (más) que hemos hecho mal: convertir a las imágenes en un accesorio necesario para rellenar esos huecos cuadrados en la maqueta. Pies cortados, malos encuadres, fotos borrosas. Lo dicen los fotógrafos de prensa, lo vemos los periodistas: la prensa es cada vez menos -o cada vez peor- ilustrada (de los textos mejor hablamos otro día). Y los lectores se han olvidado de lo que es una buena foto, o han dejado de comprar los diarios, o ambas. La cosa …

Septiembre

Septiembre mola. Porque por mucho que el telediario se empeñe en negarlo, el común de los mortales trabajamos a turnos, tenemos vacaciones en invierno o primavera, hacemos sustituciones veraniegas o estudiamos para los exámenes. En esos casos, septiembre es el mes de estrenar zapatos, de la llegada de nuevos libros a las librerías, del comienzo de la temporada de exposiciones, de volver a tener a los amigos en la ciudad. Me gusta Zaragoza en septiembre. Caen tormentas inesperadas, refresca por la noche, y se celebran un buen número de saraos por los que merece la pena dejarse caer antes de que octubre traiga los pilares y el mal tiempo y con ellos, el auténtico final del verano. Por eso, os dejo una lista de cosas para no perderse en estos días. Pensando en que agosto ha podido acabar con nuestros ahorros pero no con nuestras ganas de calle, los que propongo son planes callejeros, soleados a ser posible, de pasearse y gastar poco –o mucho, pero solo si uno quiere-. Disfutad de septiembre, que es un mes …

14_1008-ln-almunia-park-029

Arquitectura generosa

En contra de lo que piensa la mayoría, la arquitectura no trata de construir. Es un modelaje de nuestro entorno, además de algo vivo que se transforma cada día con lo que hacemos, y que tiene, de vuelta, que adaptarse a nuestros quehaceres. El otro día, entrevistando a la arquitecta María Langarita para este pequeño reportaje, ella sacó en nuestra breve conversación la idea de “arquitectura generosa”, y he decidido hacerla mía también. Estábamos hablando de Lolita, el edificio que su estudio Langarita-Navarro diseñó para lo que iba a ser un complejo, Almunia Park, del que solo se ha construido este restaurante. Un proyecto que abandona la estética clásica del ‘mesón de carretera’ y que explora rituales e ideas preconcebidas sobre el tipo de edificio y sus usos para soprender al visitante.   Este restaurante -uno de los proyectos seleccionados para la XI Bienal Española de Arquitectura, que este año se centraba en ‘lo próximo, lo necesario’- es uno de esos edificios que “no se notan”. Me explico. O mejor, se explica Anatxu Zabalbeascoa en …

Lartigue: las fotografías son para el verano

Como si hubiera vivido en un verano perenne, Jaques Henri Lartigue fue el retratista de todas esas cosas que nos evocan días de asueto. Jardines, playas, coches, risas y piscinas. La felicidad efímera vista a través de una lente de cristal. Decía Lartigue que es muy fácil amar la fotografía. Para él, que aprendió de niño a usar la cámara de su padre y desde entonces, en su vida burguesa, nunca paró de tomar instantáneas, la fotografía fue una vocación en el sentido estricto: una llamada desde el interior de los objetos. “Sé que muchas, muchas cosas me van a pedir que las fotografíe, y así lo haré”, reza una de sus citas que he podido encontrar. Desarrolló su actividad como fotógrafo amateur y no fue hasta los años 60, con una retrospectiva en el MoMA, cuando las estampas que coleccionaba en álbumes primorósamente montados adquirieron relevancia artística. Probablemente, su valor reside en parte en que son el retrato de una época y una clase social próspera y despreocupada, desde la mirada curiosa y atenta …

Ideas para Pontoneros

Hoy me he dado una vuelta por ese barrio, del que desconozco el nombre, que marca el trángulo de la avenida de Cesar Augusto, el paseo de María Agustín y  Conde Aranda. Siempre que atravieso esa parte de la ciudad -diría que se llama Pontoneros- me devuelve (además de algún recuerdo íntimo de esos escritos en mi mapa psicológico de la ciudad) la idea de que entre esas tres avenidas, en ese laberinto de placitas y calles, solares y edificios administrativos, hay contenida una singularidad tan especial y hermosa como tienen otros barrios de Zaragoza cercanos, como la Magdalena, el entorno de la Plaza de los Sitios, San Pablo o el Casco.   La riqueza arquitectónica que hay en apenas en un radio de 500 métroses notable. Edificios como el convento de los Mínimos de la Victoria (S. XVII), el Hospital de Nuestra Señora de Gracia o la  plaza de la Misericordia nos recuerdan una ciudad pasada y viva; la remodelación del edificio Pignatelli, que pasó a ser sede del Gobierno de Aragón, el actual …

La resaca de la feria

Hoy me levanto con recasa de feria. La del Libro, claro. Diez días y once páginas de periódico tratando de contar lo que pasaba en las casetas del la plaza de Aragón, por supuesto sin conseguirlo del todo. El mercado editorial de Zaragoza y de la comunidad autónoma es grande y las páginas de un diario tienen los caracteres contados. Es complicado hacer un retrato, y más aún un retrato objetivo, sobre el mundo de la edición, la distribución, las librerías… un sector que, como todos, no escapa a tensiones comerciales y discrepancias gremiales, que sale de esta feria, en general, con un repunte en las ventas tras varios años malos. En medio de las cuestiones monetarias, las divergencias de objetivos y estrategias en la promoción del libro y la propia feria, de los cálculos de porcentajes y de los libros más vendidos, emerge una intuición, casi una certeza: la de que hay personas, emprendedoras si queréis, que se dedican a los libros en cuerpo y alma, que los aman y los disfrutan más allá …

Crónicas desde la Feria del Libro

 Me van a disculpar la ausencia pero la Feria del Libro me tiene ocupada. Hasta  el próximo domingo, podréis leer reportajes y entrevistas en el Heraldo de Aragón, donde apareció publicada esta crónica de la  primera jornada de la feria. Lectores y autores tempraneros La Feria del Libro de Zaragoza amanecía con las esperanzas de editores, libreros y escritores puestas en la respuesta del público. Algunos, como María Frisa, tenían tantas ganas de empezar a firmar libros que llegaron incluso antes de hora, y se encontraron con las persianas cerradas. Pero madrugar tiene su recompensa, y por eso antes de mediodía la autora de ‘El cuarto círculo del infierno’ ya había firmado varios ejemplares. Había quien, incluso, se tenía que desdoblar para acudir a las casetas que requerían su presencia: David Guirao, ilustrador del cartel de esta XXVII edición, tenía que repartirse entre la caseta de La Casa del Libro, donde firmaba ejemplares de ‘San Jorge y el Dragón’, escrito por Daniel Nesquens y al que Guirao ha puesto dibujo, y la de la editorial Nalvay, para …

Persona: cine y locura

En una sociedad como ésta, donde el canon de la ‘normalidad’ trata de pasar como una apisonadora sobre las actitudes y rasgos que nos hacen diferentes y singulares, padecer una enfermedad mental puede llegar a ser un estigma que llegue a apartarte del mundo. Pero pocos saben que  1 de cada 4 personas padece una enfermedad mental a lo largo de su vida: la locura es una parte más de nosotros. Tratar a quienes se ven obligados a convivir con ella con desprecio, restarle importancia y no darle las respuestas adecuadas es, cuando menos, injusto. Además de las situaciones de exclusión social, la respuesta del sistema sanitario actual ante este tipo de enfermedades dista mucho de ser la más adecuada. Como reacción a todo esto, desde hace años, un grupo de enfermos, terapeutas y trabajadores sociales trabaja desde la asociación Stop Estigma para “que su voz se oiga y contribuir a cambiar la opinión de la sociedad acerca de la enfermedad mental”. Entre sus actividades, una de sensibilización que utiliza el cine como arma: el …

asamblea

Noches en blanco

Tenía una agenda. Tenía planes. Tenía muchas cosas sobre las que escribir: la noticia de la cancelación del Sexto Asalto; la primera exposición en La Pantera Rossa; el 18 de mayo en los museos municipales y la noche en blanco en la terraza del Pablo Serrano. Pensaba preparar apuntes, leer relatos, ponerme al día con el curso de Innovación Abierta, entregar los reportajes de la semana que viene… Y de repente, pasó. Las largas asambleas, el todo por hacer. La política y la cultura tomando la plaza pública. Y las noches en blanco fueron otras. Inesperadas y bienvenidas.