Author: Isabel

MAPd Brooklyn bar for all reasons Steve Wolf

Los mapas vintage de Herb Lester

Todo empezó con un YOU ARE HERE. Ben Olins y Jane Smillie, una pareja de editores y diseñadores, estaban trabajando en un nuevo proyecto. Su oficina, como la de tantas start up, eran los cafés y lugares públicos de Londres, su ciudad. Después de encontrarse con ruidosos bares que daban lugar a improductivas tardes, decidieron compartir en un mapa los mejores sitios para trabajar que habían encontrado en su periplo. Con un particular estilo visual y en apenas el espacio de un A3, condensaba datos, direcciones y recomendaciones. Y así, de forma casi accidental, nació Herb Lester Associates, una microeditorial de guías de viaje. Los mapas de Herb Lester Associates buscan lo inusual e inesperado: dónde encontrarse con los locales y escapar de las predeterminadas rutas turísticas, conociendo a fondo la ciudad con una guía que es a la vez diferente y funcional A You Are Here le siguieron It’s Nice to be Alone in Paris y How to find Old New York. Herb Lester, ya convertido en un viajero tan ficcional como profesional y …

librosss

Mejor que la ficción

Después de pasar el invierno abrigada en la lectura de grandes novelas, esta primavera se han ido apilando en mi lista de lecturas relatos de no ficción: ensayos, crónicas, diarios… La ficción (la buena ficción) tiene tendencia a agarrarse al estómago y removerte cositas; es difícil no sentir identificación, empatía y por tanto, cierta catarsis al leer un buen relato. Tanto que puede ayudarnos a hacer un duelo o tomar decisiones importantes. Pero sobre todo, es un modo de viajar, desconectar, entretenerse… Mientras tanto, pocos aplicarían estos adjetivos a la no ficción, una gran olvidada. Trabajé en una librería especializa en ensayo, y hasta yo misma me tiraba a la ficción de manera inevitable. Pero trabajar allí me abrió los ojos: un diario, una crónica o una colección de artículos académicos pueden hacernos pensar, reflexionar sobre sentimientos, tragedias o desarrollos personales. Hay escritores que consiguen todo esto en crónicas de viaje, paseando por paisajes y lecturas, haciendo estudios culturales o relatando grandes vidas o biografías en apariencia insignificantes. Estas son (algunas) de mis lecturas de …

exposiciones-mujeres-grande

Mujeres, mujeres, mujeres

En el mes de mayo coinciden en el calendario de exposiciones en Zaragoza cuatro propuestas bien diferentes, pero todas dedicadas a la representación femenina. De la escultura romana en el Caixa Forum, a la pintura simbolista de finales del XIX  en el Paraninfo,  hasta llegar al retrato fotográfico y coral de las mujeres afganas del siglo XXI que presentan Gervasio Sánchez y Mónica Prieto en el Centro de Historias. Cuatro muestras para pensar sobre roles y representaciones y disfrutar de las mujeres a este lado de las artes. ‘Fatales y perversas. Mujeres en la plástica española (1885-1930)’ A finales del siglo XIX, el mito de la mujer fatal llega a la pintura española. Arrastrada por las corrientes del  fin de siècle parisino, como el decadentismo y el simbolismo, pintores, escultores y fotógrafos españoles de la época tradujeron este mito con un particular acento. Anglada Camarasa, Julio Romero de Torres o Ignacio Zuloaga introdujeron a las mujeres fatales -las mitológicas como Medea, Judith o Salomé; las “reales” como las caprichosas majas y las seductoras gitanas- en …

Los niños se aburren los domingos

Los niños se aburren los domingos

Me gustan dos tipos de libros: los que podrías leer en una o dos tardes (engancharte en las primeras páginas y no dejarlos hasta la útima línea) y los que te acompañan durante meses desde la mesilla de noche, no porque resulte tedioso acabarlos (y finalicen en la estantería los libros que elegí mal) sino porque siempre están dispuestos a volver a abrirse y  darle un nuevo significado a lo que pasa en tu vida hoy. Libros que no se acaban, a los que sabes que volverás, algo que me ocurre más a menudo con los relatos cortos. “Los niños se aburren los domingos” es uno de estos libros, una colección de relatos de la autora Jean Stafford (California, 1915 – Nueva York, 1979) que es como una galería de espejos que ir recorriendo y en la que irse reconociendo. Lo comencé el pasado otoño y desde entonces lo he ido saboreandopoco a poco, viendome reflejada en las múltiples facetas que presentan sus personajes, siempre con mujeres diversas como protagonistas. Mujeres que tienen en común …

mad men libro

Mad Men no se acaba

Era una serie que pasó casi desapercibida cuando se comenzó a emitir. Sus cifras de audiencia ni siquiera hacen que resulte rentable para la cadena que la emite, AMC. Y sin embargo, es ya una serie de culto, cuyos fans hemos seguido con una intensidad que han conseguido pocas series de esta nueva era dorada de la televisión. Porque como dice Vila Matas en su artículo ‘Peggy no se casó’: “Si Mad Men hubiera sido una monumental novela, se habría podido decir de ella que estaba compuesta por unidades de cuentos, por fragmentos que a su vez estaban formados por instantes intensos”. Esa profundidad narrativa, sus icónicos personajes, y sus referencias históricas y estéticas han hecho que se escriban miles de páginas sobre ellas. Uno de los libros en español más recientes sobre la serie que mañana emite su último capítulo es la colección de ensayos ‘Mad Men o la frágil belleza de los sueños en Madison Avenue’, editada por Errata Naturae. El libro, capítulo a capítulo, desvela la naturaleza de la serie, desde la …

reseña de Las ganas de santiago lorenzo blackie books

Las ganas

Decía el otro día mi amiga Cristina en una charla que el enamoramiento es una de las peores enfermedades que hay y yo creo que tiene toda la razón. Pica, da hinchazones, se le pone a uno el cuerpo fatal, le dan mareos, anda por ahí sin ser uno mismo. Pero hay un mal peor: el de no estar enamorado, ni perspectiva de. Que uno puede tener una vida más o menos triste o más o menos deshogada, pero sin amor  no hay quien tire p’alante, ni aun tenga herencia, inventiva o el éxito al alcance de la mano. Eso le pasa a Benito, el protagonista de ‘Las ganas’. Que hace tres años que no ‘eso’, como dice la faja del libro editado por Blackie Books. Y no es solo que haga tres años que no folla, que no chinga, que no porla. No es lo peor, aunque lo parezca. Es que además, Benito nunca ha estado enamorado. Y eso es bien jodido. Es feo, vive en el extrarradio, su casa da ‘asquito’, coge a …

malta-portada

36 horas en Malta

Malta no es, seguramente, el destino más a mano para un turista español. A desmano, mal comunicado… ¿Y qué hablan allí?. Si lo googleas, encontrarás playas, terrazas y cursos de inglés. Pero en invierno, Malta es otra cosa, y no necesariamente peor. Su idiosincrasia, a medio camino entre el sur de Europa y el norte de África, su gastronomía mediterránea, su impresionante patrimonio, su curiosa geografía y su cálido invierno, bien merecen 36 horas de escapada invernal. Un combo de Ryanair nos la pone en bandeja. VIERNES 3 p. m. LA HUELLA DE LA ORDEN. Si algo ha dejado huella en el perfil y la historia de este archipiélago es la presencia de la Orden de Malta, que es también el símbolo del país, con la famosa cruz de ocho puntas. Es en la co-catedral de San Juan en la que más se nota esta huella. Estamos en Valetta, la capital, en plena Republic St., centro neurálgico de esta pequeña ciudad. Además de su barroquísimo interior, sus capillas y sus mármoles, lo que deja sin aliento es …

escritorio

Un reestreno, nueva imágen y muchos buenos propósitos

Ordenar es comenzar. Lo hemos hecho todos. Empiezas un nuevo proyecto, te vas de vacaciones y dejas un mes la oficina o regresas a casa después de una ausencia larga a casa y las cosas no parecen estar en el orden adecuado. Hay que darle la vuelta a todo lo viejo para que parezca nuevo, para acomodarnos antes de desordenarlo todo otra vez. Eso le pasaba a este blog. Se quedó (casi) parado casi dos años: el año noruego, cuando me mudé aquí, y el año que fui librera, que fue más de leer que de escribir. Sirvió, eso sí, para contener algunos proyectos personales y colectivos en los que participé (los que ahora están en la barra lateral). Uno de los buenos propósitos de 2015 es escribir casi tanto como leer. Y contarlo aquí. Más abajo, en la columna de Libros, trataré de publicar pequeñas reseñas de lo que vaya leyendo, o notas sobre los libros que desearía leer. Aviso: habrá novelas, habrá ensayos, habrá viñetas y libros ilustrados. Hay algo que siempre me …

Portada de La Version de Nelly

La versión de Nelly

Cuando el editor de Jekyll & Jill me presentó  ‘La versión de Nelly’, lo hizo con dos ideas: es, dijo, por un lado, un libro sobre un misterio -con ese título que remite a confesión, crónica negra o atestado policial. Y por otro lado, tiene una faceta feminista, de cuestionamiento de los roles femeninos en un momento determinado de la sociedad inglesa -la novela se escribió en los ’70 y se desarrolla en un tiempo no muy lejano a esa fecha). Misterio: el punto de partida de esta novela parece de guión de novela de espías: una mujer que no recuerda su nombre llega a un hotel, sin más compañía que la de su propia figura que no logra reconocer en el espejo, una maleta llena de dinero y un montón de dudas. ¿Alguien la espera? ¿Alguien vendrá a buscarla? ¿Cómo debe comportarse? ¿Tendrá que esperar instrucciones o tomar una iniciativa para dar comienzo a un plan que no logra recordar? En semejante desorientación, Nelly se instala en The Black Swan y construye una rutina …

aquel-verano-portada

Aquel verano, de Jillian y Mariko Tamaki

Todos llevamos a cabo rituales de transición y propósitos de enmienda durante los meses estivales, pero es en la infancia y la adolescencia cuando el verano, de forma más imperceptible, supone auténticos cambios de etapa, igual que el sol que nos quema en la espalda y nos hace mudar la piel, cambiar de edad. La protagonista de ‘Aquel verano‘ (La Cúpula) está en uno de esos veranos decisivos, en los que cualquier pequeño detalle puede marcar todo un historial de sentimientos. Llevando en la mochila la batidora de emociones y dudas que es la adolescencia, Rose Wallace llega a Awago Beach, donde desde niña veranea con sus padres. Es el momento de encontrarse con su amiga Windy, algo más jóven que ella, con su amorosa madre adoptiva y su abuela, que prepara deliciosos daikiris sin alcohol. Mientras que Windy baila despreocupada y habla con descaro de los cambios de su cuerpo -se ríe de cómo serán sus tetas y juega a imaginar posibles parejitas- Rose, más introvertida, observa con curiosidad pero también con cierto dolor …