Exposiciones
comment 1

Postales desde un lugar sin tiempo

Si has pasado un ratico conmigo en las últimas ocho semanas, aparte de ser alguien genial -suena ñoño pero estoy como de luna de miel con mi recuperada vida zaragozana, como si os acabara de volver a conocer a todas-, aparte de eso sabrás que “no da tiempo” se ha convertido en mi frase más repetida. No hay tiempo ni de hacer la compra y hace días que en mi nevera solo hay unas delicias noruegas que traje de Oslo para preparar una cena -¡hace dos meses!- que, por supuesto, no ha habido tiempo de preparar. Así que voy a ensayar un post exprés, un post de no-te-pienses-que-me-he-muerto-es-solo-que-escribo-en-otro-lugar, un post de dar envidia, y todo eso en menos de lo que va a tardar mi café con leche en volverse a quedar helado.

Os mando, pues, una postal desde París. Allí he estado estos días, mirando cuentos ilustrados en la Feria del libro y la prensa joven de Montreuil, haciéndole fotos al cogote de álvaro mientras el dedica ‘Cendres’ y practicando las lecciones de mi curso de fotografía. Como todavía no me han dado el diploma, la foto se la robo a Brassäi, de quien no me importaría repetir foto a foto sus pasos por la ciudad de las luces. Estos días, el ayuntamiento de París celebra el noviazgo eterno del fotógrafo y la ciudad con la exposición Brassäi, pour l’amour de Paris. Si no puedes coger el próximo Ryanair, descárgate la app que han preparado los organizadores de la expo, te preparas un kir y te haces a la idea…

La siguiente postal os llegará dentro de un sobre decorado. Vaya, es probable que no sea una postal, sino que sean un folio doblado en varias partes, escrito con una vieja olivetti, con letras recortadas, atado con una cinta roja en forma de hatillo, en una bolsa de plástico para que no se pierdan las pegatinas de su interior. Es una postal del futuro, de un futuro inmediato, pero que mira todo el rato a un arte del pasado reciente y, sin embargo, muy vivo hoy. ¿Me he explicado? No creo.

Estoy hablando de fanzines, de los fanzines que desde hace meses llegan en un goteo incesante de sorpresas en el buzón a Chavalas Zine, una exposición que ya ha pasado de proyecto a realidad, y que se podrá ver en febrero y marzo en la Biblioteca Cúbit de Zaragoza gracias a un montón de donaciones y préstamos. Si te interesa, puedes seguir el día a día de este proyecto colectivo en el que echamos tardes y cafés dándole a me gusta en la página de facebook de Chavalas Zine.

Solo una postal más: la postal está en blanco, como una especie de Polaroid sin revelar. Es lo que pasa cuando te invitan a un viaje inesperado: suena el teléfono y  te dicen ¿nos vamos a algún sitio a escribir algo juntos? y tu dices, sí, claro. El algún sitio es finalmente Marruecos, y el ‘algo’ es un reportaje escrito a pachas y dibujado por Álvaro Ortiz, para el proyecto Viñetas de Vida de Oxfam Intermón. Los contornos de la postal han empezado a teñirse pero aun no sabemos muy bien cual es la forma, cual el color que va a tomar este proyecto. Podréis seguirlo -casi- en directo en el blog de Viñetas de Vida y a la vuelta, os mandamos más postales.

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *