Diario, Posturas raras
comment 1

Souvenirs digitales

Como cuando llegaba febrero y tenía que sentarme delante de los apuntes de ESTRUCTURA CONSTITUCIONAL DEL ESTADO ESPAÑOL y me entraba una irrefrenable necesidad de hacer la colada completa y limpiar los armarios de la cocina por dentro y por fuera, y cualquier cosa que me alejara de ESO, así llevo yo dos semanas, posponiendo lo inevitable: quitar las gotas del espejo del baño, la extracción de la muela del juicio, escribir reportajes y mandarlos a revistas, encontrar un trabajo que dé de comer y todo eso.

Será manía mía, pero es que no se puede uno sentar en la mesa de estudiar si está todo lleno de papeles, igual que no sé ponerme a empezar una nueva etapa sin borrar, eliminar, ordenar, archivar y olvidar para siempre la basura acumulada, que en 2013 ha adquirido forma de caché del navegador y favoritos obsoletos.

Ok, Einstein trabajaría así pero yo no soy tan lista. Fuente: Fogonazos

Pero ya sabemos que uno no puede acercar la papelera, pasar el brazo por encima del escritorio y arrasar con todo: cada papel merece su atención. ¿Y si estuviera ese teléfono que me dieron, eché al bolsillo y perdí? ¿Cómo voy a tirar la entrada de ese concierto de estos franceses? ¿O eran alemanes? No sé, pero lo guardo.

Y así, por no saber hacer borrón y cuenta nueva, por no ser ordenada -aunque sea muy ordenadora- me he pasadodos días dándole vueltas a links, tags, carpetas, listas y urls. Memorabilia digital y souvenirs de proyectos acabados e inacabados: tres clics, diez minutos de procrastinación, multiplicados por casi tresmil enlaces que un día pensé que serían indispensables.

No os voy a invitar a entrar porque sería como abriros mi cabeza, o mi caja de postales y notas en servilletas y papel de mesilla de hotel: tanta intimidad como para que naveguéis en mi historial y favoritos todavía no tenemos. Además no creo que os gustara ver esa esquizofrenia moderna con forma de stream de tumblr y nube de tags donde se mezclan el 15M con rotos de Bento Boxes, Torrero con Estambul, los Cyborg y el crochet.

souvenirs-digitales

Al final, revolviendo en los estantes de Diigo he acabado encontrando links del pasado que súbitamente enlazan con el futuro y un montón de ideas sin publicar y de post sin escribir. Que sí, que todo este rollo tenía un porqué: que no he perdido dos días, que he encontrado algún pequeño tesoro.

Y que vuelvo. Pronto. En serio. No sé por cuanto, pero vuelvo.

1 Comment

  1. ¡Me encanta tu post! Yo también soy muy de papelitos, y cuadernitos, y anotaciones en una servilleta que guardé no sé dónde y que luego un día busco y no encuentro pero encuentro otra cosa. Se amontonan las ideas aunque no estén ordenadas. Vuelve. Besos

Responder a paulafigols Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *