Diario, Posturas raras
comment 1

Souvenirs digitales

Como cuando llegaba febrero y tenía que sentarme delante de los apuntes de ESTRUCTURA CONSTITUCIONAL DEL ESTADO ESPAÑOL y me entraba una irrefrenable necesidad de hacer la colada completa y limpiar los armarios de la cocina por dentro y por fuera, y cualquier cosa que me alejara de ESO, así llevo yo dos semanas, posponiendo lo inevitable: quitar las gotas del espejo del baño, la extracción de la muela del juicio, escribir reportajes y mandarlos a revistas, encontrar un trabajo que dé de comer y todo eso.

Será manía mía, pero es que no se puede uno sentar en la mesa de estudiar si está todo lleno de papeles, igual que no sé ponerme a empezar una nueva etapa sin borrar, eliminar, ordenar, archivar y olvidar para siempre la basura acumulada, que en 2013 ha adquirido forma de caché del navegador y favoritos obsoletos.

Ok, Einstein trabajaría así pero yo no soy tan lista. Fuente: Fogonazos

Pero ya sabemos que uno no puede acercar la papelera, pasar el brazo por encima del escritorio y arrasar con todo: cada papel merece su atención. ¿Y si estuviera ese teléfono que me dieron, eché al bolsillo y perdí? ¿Cómo voy a tirar la entrada de ese concierto de estos franceses? ¿O eran alemanes? No sé, pero lo guardo.

Y así, por no saber hacer borrón y cuenta nueva, por no ser ordenada -aunque sea muy ordenadora- me he pasadodos días dándole vueltas a links, tags, carpetas, listas y urls. Memorabilia digital y souvenirs de proyectos acabados e inacabados: tres clics, diez minutos de procrastinación, multiplicados por casi tresmil enlaces que un día pensé que serían indispensables.

No os voy a invitar a entrar porque sería como abriros mi cabeza, o mi caja de postales y notas en servilletas y papel de mesilla de hotel: tanta intimidad como para que naveguéis en mi historial y favoritos todavía no tenemos. Además no creo que os gustara ver esa esquizofrenia moderna con forma de stream de tumblr y nube de tags donde se mezclan el 15M con rotos de Bento Boxes, Torrero con Estambul, los Cyborg y el crochet.

souvenirs-digitales

Al final, revolviendo en los estantes de Diigo he acabado encontrando links del pasado que súbitamente enlazan con el futuro y un montón de ideas sin publicar y de post sin escribir. Que sí, que todo este rollo tenía un porqué: que no he perdido dos días, que he encontrado algún pequeño tesoro.

Y que vuelvo. Pronto. En serio. No sé por cuanto, pero vuelvo.

1 Comment

  1. ¡Me encanta tu post! Yo también soy muy de papelitos, y cuadernitos, y anotaciones en una servilleta que guardé no sé dónde y que luego un día busco y no encuentro pero encuentro otra cosa. Se amontonan las ideas aunque no estén ordenadas. Vuelve. Besos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *