Exposiciones, Made in Zaragoza
Leave a comment

Diego Fermín: la carcajada tras el repelús

Como Frankenstein en una ferretería, Diego Fermín ha dado a luz a las varias docenas de pequeñas criaturas que componen ‘Want some’, un extenso menú con productos transgénicos e híbridos macabros de la cultura pop. Este diseñador zaragozano que reside en Toulouse, donde comparte estudio con otros freelance y se dedica a la ilustración y a otros trabajos de traductor e intérprete. Después de visitar la exposición que inauguro en ‘Lasala’ el pasado 18 de enero, googleo su nombre y descubro a un artista del que desconocía casi todo -excepto esa ‘piel de concejal’ que preside su web y que fue una de las piezas más llamativas de ‘Visión emocional de una ciudad’, que reunio a numerosos artistas zaragozanos. Así que para remediar este desconocimiento, le envío esta entrevista.

 

 

‘Want some?’ es una propuesta bastante diferente del trabajo profesional que realizas en el campo de la ilustración. ¿Cómo definimos estas piezas? ¿Son esculturas? ¿Son juguetes?

Yo prefiero denominarlos “objetos”… en el fondo no lo veo tan diferente, aunque he de admitir que disfruto haciéndolos.

En la exposición vemos algunos bocetos. ¿La forma de trabajar sigue ese recorrido: primero el esbozo y luego la búsqueda de las piezas que compongan la escultura, o son los propios objetos encontrados los que reclaman ser ensamblados de una u otra manera para convertirse en tus criaturas?

Los dos recorridos coexisten y se mezclan. Un detalle de un dibujo se convierte en objeto pero para ello antes habrá que haber encontrado las piezas necesarias o fabricarlas ex professo.

En el texto de presentación de la exposición, dices: “Aquel cocinero preparó el menú del día a base de ingredientes cuidadosamente seleccionados en rastros, mercadillos, bazares orientales y herencias”. ¿Es de allí de donde salen los materiales? ¿Cuanto ha durado la búsqueda? ¿Les das un tratamiento especial para unificar la apariencia de las obras, o venían así del mercadillo?

Para reunir estás piezas he pasado unos cinco años reuniendo trastos y guardándolos porque sabía que, en algún momento, servirían para algo. Hay que tener paciencia (y espacio) para poder contar con un fondo de cacharrería del que poder echar mano en el momento preciso. Algunas cosas las guardaba desde niño, otras se las he robado a mis hijos o salvado de las sucesivas mudanzas, muchas las he comprado en rastros y mercadillos de aquí y allá (pero sobre todo en el de los sábados de la plaza de Saint Sernin) y unas pocas, las he encontrado.

Gregor Samsa Diego Fermín en Lasala

SantoNieves, exposición Want Some Diego Fermin

El título de la exposición se apoya en una cita literaria y es cierto que las criaturas de ‘Want some?’ podrían ser personajes de algún libro distópico o postapocalíptico. ¿Cuales son las referencias detrás de esta exposición?

Casi todas las piezas, ya sea formalmente o por su título, hacen referencia a elementos de la cultura popular pero desde un punto de vista exclusivamente subjetivo. Los guiños no siempre son evidentes. “Burroughs meets The Simpsons” puede parecer pretencioso, seguramente es pedante afirmar que “la angustia y el desasosiego se traducen en una risa nerviosa que llega a ser carcajada si se siente un verdadero repelús”.

Montaje Want Some Diego Fermin

He visto también que tienes un blog / serie de relatos o historia por capítulos situada en un escenario de esas características…. ¿También te apoyas en la literatura como medio para sacar historias e ideas fuera? ¿Existe una vinculación entre esos relatos y este universo recreado en las paredes de Lasala?

En realidad las historias seriadas del blog son un diario, pero están tan codificadas y ornamentadas que acaban siendo relatos de catástrofes y crímenes ubicadas en escenarios de lo más variopinto. En mi caso, escribir es un desahogo, hace mucho que lo tengo apartado porque las arenas movedizas ya me llegan por los tobillos.

 

La exposición Want Some? estará abierta hasta el próximo 21 de febrero en Lasala, la galería de arte de la calle de Las Armas. Abren de martes a viernes (11.00 a 14.00 – 16.30 a 20.30) y los sábados y domingos (11.00 – 14.00).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *