Tumblr, el museo y la caja de galletas

Lo tengo guardado en el cajón desde hace meses, y ayer por la tarde, mientras imprimía este artículo sobre la identidad digital y la ‘Encarnación del yo en las redes sociales’ que voy a leer hoy, me he acordado del trabajo al que dediqué buena parte de las noches de este invierno. Se llamaba ‘Pro-am curators’ (y una parrafada larga y pretenciosa de subtítulo), parecía una locura y resultó tener bastante sentido. Es raro la semana que no encuentro un artículo con el que podría ampliar su bibliografía y cada vez que lo hago pienso que di con un tema, si no interesante, al menos candente.

Portada de Wired con David Karpp de Tumblr

Wired le dedicó la portada a Tumblr y su CEO en febrero. Fuente: The Word Magazine

El campo de un curso que lleva por título Cambios en Cultura y Sociedad no podía ser más abierto, pero yo llevaba tiempo dándole vueltas a los cambios que ha acarreado el paso del uso masivo de la fotografía en soporte químico a la ‘democratización’ de la fotografía digital gracias al abaratamiento de las cámaras y su incorporación a dispositivos de uso cotidiano, como los teléfonos móviles. Implicaciones que afectan tanto a la ontología de la imagen como a las prácticas fotográficas y, obviamente, suponían un tema demasiado ambicioso y extenso para el trabajo de 15 páginas que me pedían para la evaluación final: había que acotarlo adoptando una perspectiva más cerrada.

Elegí hablar de estos temas desde la plataforma de blogs Tumblr después de haber barajado otras posibilidades: Instagram resultaba interesante desde el punto de vista de la construcción de relatos muy íntimos y la idea de marca y estética que impone la herramienta. También me gustaba la idea de aproximarme a las comunidades de Flickr, pero elegí Tumblr por ser una herramienta que ya conocía y en la que había observado prácticas de gran interés y valor creativo, donde la fotografía tenía mayor peso específico que en otras plataformas de blogs. Además estaba experimentando un crecimiento enorme, llamando la atención de las marcas, medios de comunicación y personajes públicos, provocando la aparición de réplicas o proyectos similares, como Pinterest, y estaba dando lugar  a propuestas de contenidos de lo más variado.

 

Pinboard de Pinterest

Lo siento, Pinterest, pero llegaste tarde y solo me has traído SPAM

 

Como usuaria de Tumblr, (un blog que no conoce demasiada gente, que es mi ‘caja de galletas’ digital) me llamaban la atención especialmente dos cosas: que nos brinda la posibilidad de acceder a discursos coherentes, narrados, seleccionados con gusto y atención a la calidad, y compuestos exclusivamente por imágenes y textos muy cortos; y la posibilidad de apropiarse de esos discursos e incorporarlos a una narración visual propia. Dos prácticas que he dado en llamar ‘curatoriales’, puesto que se trata de un trabajo similar al de los conservadores de colecciones, que deciden qué objetos recoger, cómo ordenarlos, añadir información sobre ellos y compartirlos a una comunidad (el público, en el caso de una galería o un museo). Se trata de un trabajo que, en el contexto de Tumblr, los usuarios realizan de forma amateur (y solo en algunas ocasiones de forma remunerada) pero con un resultado casi profesional. Este tipo de trabajo capturó mi atención, de ahí el tema y el título del artículo que presenté: Pro-am curators.

Tumblr logo

Como ya he dicho, el trabajo lleva meses en un cajón, pero me estaría contradiciendo a mi misma y a las conclusiones de mi trabajo si lo dejara allí. Probablemente haya muchas barbaridades en él, pero no son muchas las reflexiones sobre este tema en concreto las que he encontrado en la red. Espero que la mia sirva para aumentar la confusión, o para llevar a alguien a pensar algo que no se había planteado.

El trabajo define Tumblr, esa herramienta a medio camino entre los blogs y la red social; se da una vuelta por el caracter de inscripción de la fotografía digital, que es la que permite el uso (¿y abuso?) de los individuos de este ‘agregador de imágenes’ y que va del ‘scraptbook’ digital al trabajo curatorial más formal: el museo o la caja de galletas. La creatividad social, las nociones de autoría y propiedad, y su uso por parte de marcas e instituciones son casi el final del trabajo, que termina dejando una línea abierta hacia el futuro (y necesariamente actual) papel de los medios de comunicación como proveedores de contenidos de calidad.

Si has llegado hasta aquí, imagino que no te ha parecido del todo aburrido ¿verdad?. Son quince páginas de un trabajo que camina por varios jardines y se da la vuelta. Un trabajo que salió de los blogs, que se paseó (que flaneó) por decenas de ellos, y que se siente a gusto repartido en varios post. Gracias por leer (y compartir), habrá más.

7 comments to Tumblr, el museo y la caja de galletas

  • Por que no lo hacen un ebook?

  • ¿Y por qué no ambos? Posts (por eso de la accesibilidad y los buscadores) + ebook (más cómodo de leer). ¿Quién me enseña a manquetarlo? :)

  • Yo creo que no deberia ser tan dificil. Un epub es basicamente un html con el css y las imagenes comprimido a zip cambiando .zip for .epub. Yo organizaria los posts como una wiki mas o menos, donde la pagina principal es el indidce y puedes ir directamente a cualquier capitulo. Una vez en el capitulo, estaria bien que puedas pasar al siguiente y al anterior de forma facil. Un ebook online, vaya ;-)

  • Por cierto, que no lo he dicho pero va implicito ;) yo nunca he hecho esto asi que no se hasta donde puedo ayudar, pero si quieres, me presto a colaborar en la “edicion” digital…

    • Isabel

      Tengo ganas de aprender, y pensábamos en organizar un taller, así que este me parece un buen reto para empezar a ponerme las pilas. Creo que sé quien me puede explicar algunas nociones básicas de esa maquetación (aunque primero tengo que pulir algunas cosillas del texto, notas, etcétera). Gracias por la sugerencia de organización del texto. Te usaré de betatester! :)

  • David!

    Yo hice un curso en zaragoza sobre el asunto epub allá por febrero o enero de 2012. Justito para empezar, porque no todo el mundo sabía de css y html, y la cosa fue interesante, pero no es tan sencillo como html o las css normales, por lo menos a mí no me resulto, pero si alguien está interesado hay por ahí un programa que nos enseñaron que era ‘como un word pero para hacer ebooks’, el word mola más y es más fácil, pero sí que se podía hacer uno de modo sencillo. Se llamaba Sigil. Es gratis, podéis probarlo. Yo estuve dos tarde volviéndome un poco majara y no saqué mucho en limpio. Pero si lo mejoran sí que puede haber ese word para ebooks. Y molaría un huevo de paloma.

Deja un comentario

  

  

  

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>