Libros, Posturas raras
comment 1

Ah, ante, bajo, cabe…

Hace muchos, muchos meses, cuando este blog era un embrión de lo que es y se gestaba en una habitación de las Delicias, cayó en mis manos un artículo precioso sobre las ediciones artesanas y el fetiche. Gracias a Mery Cuesta me enamoré del trabajo de esa pequeña editorial que tenía el curioso nombre de Adiccionesporquesí y que enviaba pequeñas obras de arte por algo más de lo que cuesta un sello.

 

La idea de ‘Preposiciones indecentes’, pequeños fanzines o publicaciones plegadas que contenían relatos eróticos inspirados por una preposición e ilustrados por diferentes autores, impresos en un A4 y enviados por correo, simplemente, me encantó. Me recorrí su web, que contiene todas las preposiciones y ‘pliegues’. Busqué su correo, les declaré mi amor y hasta recibí su número de cuenta para que ellos me lo devolvieran. Para entonces, ya me había enamorado de otra idea y de otro alguien y adiccionesporquesí quedó archivada en las entradas de solilokio y en la memoria de las cosas bonitas que uno encuentra por internet.

Hasta que apareció Irati, ilustradora del ‘Por’, y desembarcó en mi bandeja de entrada con noticias de Adicciones porquesí. Sacaban libro y ella se ofreció a traerlo a Zaragoza para mi. Asi acabé teniendo entre mis manos esa cosa tan bonita que es ‘Preposiciones indecentes’, y que recoge los venticinco relatos y unos ‘Preliminares’ en los que los autores de esta idea explican su proceso creativo.

Lo leí con gusto, releí los mejores, olvidé los que me dejaron fría y ‘Preposiciones indecentes’ quedó archivado en la estantería de ‘libros bonitos que enseñar a las visitas’. Hasta ayer, que Irati, de nuevo, nos chivó que Adiccionesporquesí, por fin, llegaba a Zaragoza. Estarán esta noche en Portadores de Sueños, a las 20h, hablando de su editorial y de su libro a veces erótico, a veces simplemente romántico y siempre hecho con mimo, que viene con sorpresas.

Desde que me enteré llevo en la cabeza un texto sobre sexo, libros y fetichismos varios al que me encantaría dedicarle la mañana. Pero toca tomarse el segundo café y escribir sobre cosas menos sugerentes. No sé si esta noche conoceré a Alexis o tendré que esperar un año más para volverme a encontrar con Adicciones Porquesí y su lista de preposiciones. Vosotros, si podéis, no os lo perdáis.

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *