Ojos para todo

Pensaba huir de la ciudad, de las aglomeraciones procesionarias y las calles de mi barrio desiertas y sonó el teléfono. Cuatro días haciendo crónicas de la Semana Santa. Mejor llevar cámara de fotos. Ok.

Las procesiones de Semana Santa siempre me producen sentimienos encontrados. Por un lado, las tardes de infancia en un balcón del Coso, con mi abuela, viendo el Santo Entierro pasar por debajo. Estómagos encogidos por el temblar de los tambores. Por otro, la sensación de ciudad invadida, de tradición que no lo es y no me pertenece.

Martes Santo

IMG_6368

 

Pero en periodismo, como dice Enrique Meneses en esta entrevista, tiene una fórmula sencilla: “Ir, ver, anotar, grabar, volver y contarlo. Punto”. Los sentimientos se quedan en casa y tu sales de tu casa con la cámara, el cuaderno y un par de bolis (porque siempre hay uno que falla). Herramientas sencillas y ojos para todo.

Jueves Santo

Lo mejor de esos cuatro días ha sido esa sensación de ser solo ojos. Y además, llevar mis ojos a más gente. La fotografía nunca ha sido mi fuerte, pero lo folclórico de las imágenes lo ponía fácil. Estoy contenta con el resultado así que quería enseñarlo por aquí. Hasta más ver.

Jueves Santo

Jueves Santo

 

Más fotos en Flickr

Las crónicas y galerías, en este especial de Heraldo.es

Deja un comentario

  

  

  

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>