De concierto, Música, Posturas raras
comments 2

Un 2009 de conciertos

Todo el mundo hace balance del año que se va cuando llegan estas fechas. Esa actitud me parece inútil porque ya no hay opción de enmendar el resultado si te da negativo. Pero en mi balance del año solo voy a hablar de conciertos y no creo que haya motivo de enmienda ya que el último concierto del año, el del martes con los Kyoto versionando a Mark Kozelek, que estuvo rarito pero estupendo.

Y voy a empezar con los Kyoto pues, a los que vimos en Le Pastis este verano. Me gustó el ambiente, al lado del río. La compañía, la coca-cola fresquita y “Todo rojo”. Podéis escuchar un trocito de ese concierto pinchando en este vídeo.

COMO EN CASA

No son el único grupo local que vimos este año, en realidad fueron muchos: otro año más estuvimos en la Demoscópica con Domador y sus trajes espaciales, y los granadinos Elastic Band, bastante divertidos. Las semifinales del Muévete en directo trajeron una buena selección de lo que se hace en la ciudad. Recuerdo sobre todo a los China Chana, que petaron el concierto de gente y se ganaron con el apoyo popular el paso a la final. Al final, ganaron los Estige, pero ellos dejaron buen recuerdo, sobre todo el día de la final. Lástima que cierta persona maleducada y gritona no nos dejara escuchar la suavidad de las Mrz. Crocodile… será mejor verlas en algún sitio más íntimo…

En realidad, mis favoritos del concurso eran El Factor Humano, que podeis ver aquí actuando en el Luna Lunera de Sos, un festival que tengo en la lista de pendientes para próximos años…

Pero también vimos a muchos grupos locales en otros sitios, aparte del Muévete. Recuerdo la ¿despedida? (con estos nunca se sabe) de los We&Dem en el Arena Rock, apagón incluido… aunque el más emotivo fue el del Zorro, con la gente dándolo todo… Allí también vimos a los Ricochefo, a los que vimos otra vez en el parque de La Paz. Y por suerte, el local del Caracol acogió algún concierto de los que se quedaron huérfanos cuando la Arrebato tuvo que echar provisionalmente el cierre.

ARREBATOS

Pero antes de octubre fueron muchos los conciertos que vimos en la Arrebato: desde la presentación del disco de Interlude en la que no cabía ni un alma (y que en realidad no estoy segura de que fuera en 2009 o más bien a finales de 2008), a conciertos en familia como el de los ruidosísimos Aghostino, que me encogieron el estómago literalmente. Ese día los tapones que nos dieron en la puerta hacían falta de verdad. Son muchos los conciertos que vimos en esa sala, así que a ver si vuelven a abrir, por nuestra salud mental y musical.

Y es que no es fácil traer música en directo a Zaragoza. Que se lo digan a la Ozono, que dejo de programar conciertos poco después de que actuaran allí los Persona. Con gran chulería, la Policía Local se presentó en el local a la medianoche en punto y bajo amenaza de multa, el concierto se tuvo que interrumpir cuando los zaragozanos solo habían tocado un par de canciones. Curioso que al salir a la calle, una procesión de Semana Santa fuera atronando con sus bombos por la calle, y eso no molestara a nadie.

LAS SALAS

También en 2009 tuvo que echar el cierre la Oasis. Fue una suerte ir al último concierto de la anterior etapa, el de Asian Dub Foundation. Después de solucionar los líos urbanísticos, volvieron a abrir, pero desde entonces nada de lo que han programado allí ha llamado mi atención (y ha coincidido que pudiéramos ir, ya que nos perdimos la fiesta organizada por el Desafinado, que también montaron otro concierto sabroso de bugalú en la Reset, el de Los Fulanos). Aunque la Reset no es el mejor sitio para ver conciertos, me alegra que hagan cosicas. Esperaremos pues la programación que estas dos salas van a hacer para el próximo año.

A MOGOLLÓN

Aunque lo parezca, no hemos ido solo a conciertos pequeños, pero es que de conciertos multitudinarios Zaragoza no anda muy surtida (y Madonna no nos gusta). Nos escapamos, eso sí, a Barcelona a ver a los Killers. Ver a miles de personas desgañitándose al unísono desde la ultima grada del Olimpic no tuvo precio (ah, si, que las entradas costaban 35 euros y la cerveza a precio de oro líquido), y el finde barcelonés en familia tampoco. Aunque no sea lo mismo, os podéis hacer una idea aquí…

Y ya de vuelta a Zaragoza, además del concierto de Franz Ferdinand que enlacé el otro día, y ver a los esperados Vetusta Morla en el Pilar después de no haber podido ir ni a Huesca, ni a Ejea ni al Luna Lunera (donde demostraron ser remajos y tocaron a pesar de que el tiempo lo impedia) me quedo con el FIZ, con Love of Lesbian y Los Planetas decepcionando un poquito y los Mogwai sorprendiendo muy muy gratamente a pesar de los que van a los conciertos a contarse la semana y no a escuchar…

Algo que, en cambio, importaba poco en el concierto de Violadores del Verso en el Zaragoza Ciudad: bastante teníamos con el chaparrón que nos cayó encima. Suerte que era veranito y estabamos “en la playa”, y como estábamos en medio de la nada, no fue demasiado grave y el concierto pudo seguir. De ese día me quedo con la actitud de Ramón, el manager, dando el callo en la puerta para que todo funcionara bien, asegurando que el concierto iba a seguir pasara lo que pasara mientras se veían unos rayos de asustar en el cielo de la Expo.

Si, los Violadores son el “máximo exponente” y por eso les hemos visto donde hemos podido. Nos perdimos el concierto que Kase-O dio con su banda de jazz en El Zorro, que algunos dicen que fue de lo mejor del año, pero hemos bailado en varias fiestas con el Rumba y estuvimos en el Buena Chen… este año repiten y allí volveremos a ver que traen de nuevo, y a apoyar a la buena gente.

BAILANDO EN LA PLAYA

Si hay una novedad de 2009 en cuanto a escenarios, esa fue la de los Festivales del Ebro. En ese programa se incluían los conciertos en Le Pastis y en varios kioskos de la ribera, aunque los conciertos más grandes fueron los organizados en Las Playas. La verdad es que en el asfixiante verano, se agradecían los conciertos a la fresca: pero a los organizadores se les fue la mano un poco con la ubicación. Bigott les contaba así a Aragón Musical como fue el concierto: “Fue bien, cabía un crucero americano entre el escenario y el público pero no vi pasar ninguno”.

(la fotaza es del Zaragoza Ciudad y se la he cogido prestada a Gustaff Room)

La verdad es que hacía bonito ahí el escenario con el agua alrededor, la luna al fondo y las ranas cantando, pero ya que estábamos cuatro gatos, como en el concierto de Experience o en el de las fantásticas Nouvelle Vague, se hubiera agradecido un poco más de amabilidad por parte de los seguratas, que, especialmente en el concierto de Raimundo Amador, a la mínima que nos acercábamos al agua sacaban sus “buenos modales” a relucir.

El verano se acabó oficial y musicalmente en septiembre con el aniversario de la Arrebato, un fin de semana muy divertido y especial en el que descubrí al grupo que últimamente más minutos acapara en mi lista de reproducción, los Nueva Vulcano. Esperamos verles en Zaragoza en 2010 pero está la gran duda de donde: ellos mismos se lo contaban a las chicas de Clic!

DANDO LA LATA

Escenarios grandes y pequeños, veo que 2009 ha cundido (que ya llevo dos folios y si has llegado hasta aquí es que eres una valiente). Me olvido de un montón de cosas: del Bodarock con los Patera, del Antifafest con Huellas de Barro y los Criatura (que buenos son), de recitales de poesía musicales con los Betorringas y los poetas eclipsados… me dejaré bastantes cosas más seguramente.

Pero de todas las experiencias musicales me voy a quedar con la que más vivamente recuerdo. Todo ocurre en ese espacio necesario para nuestra salud mental que es La Lata de Bombillas (allí vimos también a Joe Lally, que bonito). Muy cerca del escenario, donde unos locos no hacen más que cambiarse los instrumentos y hacer música deliciosa. Más o menos como hicieron en Roma, por lo que veo…

Y hasta aquí el 2009 musical, según Solilokio. Mantengan sus posturas raras en 2010, que nos sientan tan bien. Y si van a un buen concierto en Zaragoza, allí nos veremos…

2 Comments

  1. Pingback: un 2010 de conciertos | SoliloKio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *